Cibervórtice

Just another WordPress.com site

¿Qué es una sexualidad correcta según la ciencia?

with one comment

Últimamente se ha reavivado la controversia sobre si la homosexualidad es “natural” o una enfermedad. En realidad, la comunidad científica hace tiempo que abandonó el tratamiento de la homosexualidad como una anomalía. Primero porque definir qué es lo normal es mucho más complicado de lo que parece, segundo porque muchas de las connotaciones negativas de esta orientación sexual están relacionadas con opiniones difundidas por los más fervientes acólitos de las religiones monoteistas y, por último, porque es muy difícil calificar de enfermedad algo que los propios afectados no consideran que les perjudique, como no sea por el perjuicio que les produce el ser rechazados por esas mismas personas que los consideran enfermos o anormales.

Si bien el divorcio entre la ciencia y la religión está ya totalmente consumado hay que tener en cuenta que la separación, que comenzó en el siglo XV con el renacimiento, ha sido una de las más largas y dolorosas de la historia. El hecho de que sea ya oficial, sin embargo, no significa que no haya miembros de la comunidad científica que intenten reconciliar la fe en la ciencia con la devoción a Cristo. Y los resultados son como son.

El Doctor Joseph Nicolosi, famoso por ser el presidente de investigación y terapia de la homosexualidad es uno de los mayores exponentes de esta extraña prueba de conciliación. La mezcla de psicoterapia, fármacoterapia y uso del sentimiento de culpa que la religión cristiana, tantos siglos ha estado perfeccionando ha dado como resultado experiencias cómo la que cuenta Gabriel Arana en la revista The American Prospect.

My So-Called Ex-Gay Life

En el artículo, comenta como recibió unos folletos con información sobre el tratamiento en los que se recogían entrevistas con pacientes. Estos se mostraban agradecidos por haberles curado depresiones y haberles hecho sentirse confortables con su masculinidad.

 

 

 

 

 

 

 

El chico decidió someterse al tratamiento que, como cuenta, no tenía la intención de hacerle “completamente normal”, sino de dejar de vencer la atracción que sentía por los de su mismo sexo. El chico se esforzó en seguir todas las indicaciones, pero, finalmente acabaron echándole del programa tras sucesivos fracasos y encontrarle dándose el lote con un chico del pueblo dónde se encontraba la clínica.

Una de las razones por las que la comunidad científica ha dejado de considerar la homosexualidad como una desviación de lo natural es, precisamente, porque en la naturaleza se da con frecuencia.

Existen muchos estudios sobre la homosexualidad en el reino animal. Los de mayor interés son los realizados con chimpancés y bonobos, entre los que ese tipo de relaciones son habituales. De hecho, entre los primates es difícil encontrar ni individuos puramente homosexuales o heterosexuales. Hace mucho tiempo, en la revista Nature, leí un artículo que decía que eso era debido a que los humanos experimentamos presiones sociales que nos obligan a definirnos y un bisexual no pertenece a un grupo social concreto.

Los ejemplos no se limitan a primates. Hay ejemplos hasta entre las aves.

Parental care linked to homosexuality

Los estudios realizados sobre la sexualidad humana siempre ha estado rodeados de controversia. Si no se han opuesto a sus conclusiones los fundamentalistas cristianos han sido los musulmanes y si no los grupos feministas.

En general los fundamentalistas cristianos aborrecen la teoría, ya prácticamente axioma, de la evolución natural aunque no por ello dejan de acoger con entusiasmo otras teorías como la pobremente demostrada y controvertida que dice que la homosexualidad podría ser causada por un niveles anormales de andrógenos (hormonas masculinas) y estrógenos (femeninas)

Is there a hormonal basis for human homosexuality?

Por ultimo, cabe recorder que también hay estudios científicos, como el publicado en la revista Scientific American que indican una relación clara entre el odio demostrado hacia los homosexuales y un secreto deseo de ser uno de ellos

Homophobes Might Be Hidden Homosexuals

Es decir que en la ciencia no se puede encontrar una respuesta a cuál es la forma correcta de mantener relaciones sexuales ni qué tipo de atracción es natural o no. Si alguien usa argumentos científicos para dar credibilidad a sus opiniones al respecto lo hace tergiversando el trabajo de quienes tienen como vocación la búsqueda de la verdad, el conocimiento y el bién de la humanidad.

Anuncios

Written by Cibervórtice

abril 19, 2012 a 9:11 pm

Publicado en Uncategorized

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Artículo aparecido en El Pais, 26/04/2012
    Obsesión episcopal por la homosexualidad
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/04/25/vidayartes/1335381389_089940.html

    Cibervórtice

    abril 26, 2012 at 7:06 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: