Cibervórtice

Just another WordPress.com site

La presentación científica más depravada de la historia.

leave a comment »

La experiencia que tuvieron un nutrido grupo de urólogos, en 1983, cuando atendían a la presentación del trabajo de uno de sus colegas de mayor prestigio es algo, que ha pasado a los anales de la historia como el paradigma de cómo NUNCA se debe hacer una presentación.
El profesor Giles S. Bridley, asistió a la conferencia, como ponente con unas diapositivas que servían para demostrar la validez de su método para estimular la erección del pene.


Como era imposible encontrar un modelo animal con disfunciones eréctiles, pues, el caso del pene humano es uno de los más raros entre los mamíferos. Casi todos los machos tienen un pequeño cartílago que empujan hacia fuera para copular, los hombres, en cambio, tenemos un sistema hidráulico. Es decir, el pene se llena de sangre y la presión es la que le confiere dureza.

Pues bien, el profesor Bridley tampoco encontró voluntarios para su método que consistía en inyectar una sustancia con una jeringuilla. Por eso las fotos que llevaba eran las suyas propias.
Cómo el hombre tenía ya una edad avanzada servía perfectamente de ejemplo. El hecho es que, si no fuera poco el tener que observar fotos del pene del ponente (qué bien queda la palabra aquí, ¿verdad?), inyectándose la sustancia y en diferentes grados de erección, lo realmente escandaloso vino cuando se acabaron las diapositivas y el “entrañable” viejecito se bajó los pantalones. Al hacerlo explicó que, en el hotel, antes de salir para la conferencia, se había inyectado la sustancia y, ante los atónitos espectadores bajó a pasearse entre el público, mostrando su miembro a unos y otras. No tardó mucho en salirse todo de madre cuando un grupo de asistentas se pusieron a gritar cuando se les acercó.


Vale la pena leer el artículo original. Está contado por uno de los asistentes a la conferencia y comienza describiendo lo nervioso que se le veía al profesor en el ascensor, mientras revisaba sus diapositivas.

How (not) to communicate new scientific information: a memoir of the famous brindley lecture

Anuncios

Written by Cibervórtice

enero 26, 2012 a 5:39 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: